Eden Hazard se convierte en nuevo jugador del Real Madrid

Eden Hazard es nuevo jugador del Real Madrid | Imagen: @GettyImages

Tras largas semanas de especulaciones, el Real Madrid hizo oficial su primer fichaje de clase ‘galáctica’ con la llegada del internacional belga del Chelsea, Eden Hazard, por la increíble suma de 100 millones de euros, según informa los medios locales.

Y SE HIZO OFICIAL.
En un comunicado a través de sus redes sociales, el conjunto blanco afirmó lo siguiente:

El Real Madrid C. F. y el Chelsea FC han acordado el traspaso del jugador Eden Hazard. El jugador queda vinculado al club durante las cinco próximas temporadas, hasta el 30 de junio de 2024

El fichaje del astro belga por el Real Madrid reafirma la filosofía instaurada años atrás por el presidente Florentino Pérez, que en su llegada configuró las plantillas a base de talonario, invertido casi únicamente para estrellas consolidadas.

Cada proyecto nuevo contaba con un flamante reclamo. Lo mejor del mercado. El portugués Luis Figo, arrebatado al Barcelona por una cantidad inigualable en su momento, abrió aquella era. Después llegaron Zinedine Zidane, Ronaldo Nazario o David Beckham, entre otros, en su primera época, y Cristiano Ronaldo o Kaká, que sobresalen de la segunda.

Eden Hazard es, ahora, la estrella que tanto necesitaba el equipo ‘merengue’ de cara a la próxima temporada. Deseoso desde hace tiempo por vestir la camiseta blanca, el belga era un viejo sueño de Zinedine Zidane hasta ahora imposible. Pero la intención del futbolista y la necesidad del Chelsea por venderlo a meses de finalizar su contrato propician el movimiento de un jugador relevante, maduro y en el top mundial.

Hazard abandona el Chelsea con su mejor registro anotador, 21 goles en la última temporada, para conquistar con el Real Madrid lo que le falta, la Champions League, e iniciar la reconstrucción de un equipo ‘galáctico’. La llegada de Hazard cumple parte del sueño de Zidane y de las peticiones del preparador francés, uno de los estandartes de los galácticos de antaño que ahora renacen con el belga para reanimar el aliento de una afición decepcionada.